<$BlogRSDUrl$>

miércoles, julio 07, 2004

He llegado al convencimiento que el fanático es un ser capaz de retorcer la realidad para vivir en armonía con sus propias convicciones. Es por tanto un ser aislado, fortalecido en su propia ceguera, incapaz de comprender todo lo que queda fuera de sí. Toda capacidad de diálogo es vano intento, es oleaje rompiendo en vano contra la costa.






This page is powered by Blogger. Isn't yours?